Una nueva y sorprendente medida de prevención de la Gripe A está azotando los campos de fútbol de la Premier League. Y es que la Agencia de Protección de la Salud (HPA) inglesa ha recomendado a los clubes de fútbol prohibir que los jugadores escupan en el terreno de juego.

Cualquier persona que haya jugado al fútbol -o simplemente practicado deporte a un ritmo alto-, entenderá que ello conlleva tener que expulsar esa saliva sobrante por algún lado. Los labios se resecan con el calor, se mezclan con el sudor y pueden llegar a formar un combinación pastosa desagradable; los mocos de los pulmones de gripes/catarros pasados buscan una salida y es normal que ocurra este acto ciertamente poco higiénico. Eso sí, discrepo algo más de las "sonadas" de nariz...

[perdón por tanta explicitud]

El portavoz de la citada agencia declaró que "los futbolistas, al igual que el resto de las personas, no escupirían en otra zonas interiores, con lo que tampoco deberían hacerlo en el campo de fútbol".

Creo que estamos ante algo diferente y normal y no creo que la mejor solución sea tragarse la saliva. Curiosa la situación cuando menos.